La Bolsa de Nueva York cerró este viernes con fuertes alzas gracias al impulso de la tecnología, que llevó al Dow Jones a registrar un máximo histórico y al S&P 500 a batir un récord de dos años.

El índice industrial Dow Jones ganó un 1,1% y cerró en 37.863,80 puntos, mientras el ampliado S&P 500, el más representativo del mercado, subió hasta 4.839,81 unidades (+1,23%), superando su último récord de enero de 2022.

El índice compuesto Nasdaq, de mayoría tecnológica, ganó 1,7% y terminó en 15.310,97 enteros.

«El mercado está muy alcista. Hay una fuerte demanda de acciones», comentó a la AFP Adam Sarhan, analista de 50 Park Investments. «Los valores tecnológicos siguen liderando la subida del mercado».

Las acciones del fabricante de servidores y soluciones de almacenamiento Super Micro Computer (SMCI) se dispararon (+35,94% a 423 dólares).

También lo hicieron las del especialista en microprocesadores Nvida (+4,17%), que alcanzó una plusmarca de casi 595 dólares, y las del fabricante de semiconductores Broadcom (+5,88% a 1.211 dólares), también en máximos.

Sarhan destacó cómo el Nasdaq ha registrado ganancias en 11 de las últimas 12 semanas.

El mercado había perdido terreno al iniciarse la segunda quincena de enero, reajustando así sus ambiciones de recortes de tipos por parte de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, un movimiento acompañado de presión sobre los rendimientos de los bonos.

Sorprendentemente optimista, el índice de confianza del consumidor estadounidense de la Universidad de Michigan logró animar este viernes al mercado. Ese barómetro del sentimiento de los consumidores subió a su nivel más alto desde julio de 2021, con 78,8 puntos en enero, un 13% más que en diciembre.

El avance se vio apuntalado «por la confianza en que la inflación ha doblado la esquina y por el aumento de las expectativas de ingresos», dijo la directora de la encuesta, Joanne Hsu, en un comunicado.

Para Grace Zwemmer, analista económica de Oxford Economics, «esta nueva y fuerte subida del índice de confianza de los consumidores refleja el reciente descenso de la inflación, la caída de los precios del petróleo y el repunte del mercado bursátil».

Andrew Hunter, analista de Capital Economics, puso en duda, sin embargo, que este entusiasmo de los hogares estadounidenses «indique una aceleración del crecimiento del consumo».

En el mercado bursátil, el empuje positivo también se vio acelerado por las reacciones favorables a una serie de anuncios de resultados, como el de la aseguradora Travelers, que ganó un 6,75%.

El incendio de un motor de un Boeing 747, que obligó al avión de carga a realizar un aterrizaje de emergencia en Miami, no perturbó la subida de las acciones del fabricante aeronáutico (+1,60%), inmerso en fuertes turbulencias desde el incidente en el que una aeronave de Alaska Airlines perdió una ventanilla en pleno vuelo a principios de enero.

vmt/er/dg/mel/mar/arm/mel

© Agence France-Presse