Microsoft anunció el martes una inversión de 5.000 millones de dólares australianos (3.200 millones de dólares estadounidenses) en Australia en la computación en la nube y la inteligencia artificial que deben impulsar la defensa cibernética del país.

El acuerdo, anunciado durante una visita del primer ministro australiano Anthony Albanese a Estados Unidos, es la mayor inversión de Microsoft en este país en 40 años, dijo la empresa.

El gigante tecnológico expandirá su infraestructura de computación en la nube y de inteligencia artificial en Australia y trabajará con la agencia de ciberespionaje local para desarrollar un «escudo cibernético» para proteger el país de amenazas.

Albanese dijo que la inversión permitirá que Australia mejore su capacidad de identificar, prevenir y responder ante los ataques informáticos.

El año pasado, el Centro Australiano de Seguridad Cibernética registró más de 76.000 cibercrímenes.

Además, sendos ataques contra las empresas de telefonía Optus y de seguros médicos Medibank provocaron el robo de los datos personales de más de nueve millones de personas en cada incidente.

sm/djw/ssy/dbh/ag

© Agence France-Presse