Robots

Unos cirujanos en la Tierra operan por primera vez un robot quirúrgico en la EEI

Cirujanos basados en la Tierra controlaron durante el pasado fin de semana un pequeño robot que va a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI), en la primera cirugía en órbita de la historia, aunque aplicada por ahora a un tejido de goma. El experimento, descrito como un «enorme éxito» por los participantes, representa un nuevo paso en el desarrollo de la cirugía espacial, que será necesaria para tratar emergencias médicas durante los múltiples viajes tripulados que se harán en los próximos años, como el que tiene por destino Marte. La tecnología podría usarse para desarrollar técnicas de cirugía controladas remotamente también en la Tierra, para atender pacientes en áreas alejadas. El robot, desarrollado por Virtual Incision (VIC) y la Universidad de Nebraska y de nombre spaceMIRA, despegó hacia la EEI a finales de enero a bordo de un cohete SpaceX. Enviado dentro de una caja del tamaño de un horno microondas, el robot fue instalado por la astronauta de la NASA Loral O’Hara, que permanece en el espacio desde septiembre. El experimento se realizó el sábado, y fue dirigido desde la sede de Virtual Incision en Lincoln, Nebraska. Duró unas dos horas, con seis cirujanos turnándose para operar el robot equipado con una cámara y dos brazos. «El experimento probó técnicas quirúrgicas estándar como raspar y manipular y cortar tejido. El tejido simulado estaba hecho de bandas de goma», indicó en un comunicado Virtual Incision. En un video compartido por la compañía, se ve a un brazo equipado con pinzas tomando la banda de goma y estirándola, mientras otro brazo equipado con tijeras corta, simulando una disección. Una dificultad clave es el desfase temporal de unos 0.85 segundos entre el centro de operación en la Tierra y la EEI. El mismo experimento, con el mismo equipo, se realizará en […]

Empresa rusa vende clones robot de personas reales

La startup rusa Promobot ahora está vendiendo androides autónomos, y los compradores pueden optar por hacer que los robots se vean como cualquier persona en la Tierra. «Todos podrán pedir un robot con cualquier apariencia, para uso profesional o personal», dijo Aleksei Iuzhakov, presidente de la Junta Directiva de Promobot, en un comunicado de prensa, y luego alentó a la gente a «imaginar una réplica de Michael Jordan vendiendo baloncesto uniformes y William Shakespeare leyendo sus propios textos en un museo «. Promobot le dijo a CNBC que ya está recibiendo pedidos de Robo-C y ha comenzado a construir cuatro clones de robots. Uno de los bots estará estacionado en un centro de servicio del gobierno donde realizará varias funciones, incluidos los escaneos de pasaportes. Otro será un clon de Albert Einstein para una exposición de robots.