Medios

Más de 123 millones vieron el Super Bowl de la NFL, récord para la tv

Con 123,4 millones de espectadores, el Super Bowl, la final del football americano ganada el pasado domingo por Kansas City Chiefs y que contó con la presencia de la diosa del pop Taylor Swift, fue el espectáculo de televisión más visto de la historia de Estados Unidos, según la cadena retransmisora. Según CBS Sports, la cifra es un 7% superior a la del año pasado, cuando el número de espectadores marcó otro récord llegando a 115 millones, e incluye a las personas que vieron en todas las plataformas disponibles la emocionante final de la liga NFL entre Kansas Ciy y los San Francisco 49ers, resuelta en los últimos segundos de la prórroga. CBS Sports resaltó que la final, celebrada en el estadio Allegiant de Las Vegas y en la que los de Kansas retuvieron el título, fue el Super Bowl más visto de la historia por internet. Al espectáculo deportivo se sumó este año el enorme interés que genera el romance de la cantante Taylor Swift con el «tight end» – ala cerrada – del Kansas City, Travis Kelce. La cantante voló a Las Vegas tras su último concierto de la exitosa gira «Eras Tour» en Japón para estar presente horas más tarde en la final y alentar desde un palco de lujo a su novio. Eso hacía preveer que atrajera a un ejército de fanáticas adolescentes a ver el espectáculo. El decisivo duelo contó con la presencia de grandes estrellas de Hollywood y de la canción, como la cantante Beyoncé, que aprovechó la ocasión para anunciar el lanzamiento de un nuevo disco. Las grandes marcas llegaron a pagar hasta 7 millones de dólares por 30 segundos de publicidad durante la transmisión. Usher, el cantante y productor musical denominado «Rey del R&B», protagonizó el espectáculo del medio tiempo del partido. […]

Nick Clegg - Meta

Meta identificará en sus redes sociales las imágenes generadas por IA

El gigante estadounidense Meta anunció el martes que identificará «en los próximos meses» cualquier imagen generada por inteligencia artificial (IA) que aparezca en sus redes sociales Facebook, Instagram y Threads. «En los próximos meses etiquetaremos las imágenes que los usuarios publiquen en Facebook, Instagram y Threads, siempre y cuando podamos detectar los indicadores, conformes a las normas de la industria, que revelan que son generadas por IA» anunció Nick Clegg, el responsable de asuntos internacionales de Meta, en un blog. La compañía ya identifica las imágenes generadas con la ayuda de su propia herramienta, Meta IA, que fue lanzada en diciembre. De ahora en adelante «queremos poder hacer lo mismo con contenidos creados con herramientas de otras empresas» como Google, OpenAI, Microsoft, Adobe, Midjourney o Shutterstock, añadió el responsable de Meta. «Estamos construyendo esta herramienta en estos momentos, y en los próximos meses comenzaremos a aplicar etiquetas en todos los idiomas compatibles con cada aplicación», subrayó el líder. El auge de la IA generativa suscita temores de que las personas utilicen estas herramientas para sembrar el caos político, especialmente a través de la desinformación. Casi la mitad de la población mundial celebrará elecciones este año. Además del riesgo político, el desarrollo de programas de IA generativa podría producir un flujo incontrolable de contenidos degradantes, según numerosos activistas y reguladores, como las imágenes falsas («deepfakes») pornográficas de mujeres famosas, un fenómeno que también afecta a muchas personas anónimas. – «Minimizar» – Por ejemplo, una imagen falsa de la estrella estadounidense Taylor Swift fue vista 47 millones de veces en la red social X a finales de enero antes de ser eliminada. Según la prensa estadounidense, la publicación permaneció en línea en la plataforma durante aproximadamente 17 horas. Si bien Nick Clegg admite que este etiquetado a gran escala, a través de […]

La vida sin redes sociales en Turkmenistán

«Sabemos de la existencia de Facebook, Instagram y YouTube, pero no tenemos acceso. Aquí todo está bloqueado», dice Byashim Ishanguliyev, un vendedor de frutas en Turkmenistán, uno de los países más herméticos del mundo donde el Estado tiene un control casi total de internet. Sortear estas prohibiciones es una carrera de obstáculos en esta antigua república soviética de Asia central, rica en hidrocarburos. «Algunas personas consiguen conectarse a una VPN pero es temporal (porque) también se bloqueará», agrega este joven de 19 años, en un mercado de la capital, Ashjabat. «Internet es lento, así que si alguien consigue descargar un video, un clip o una película interesante, lo vemos todos juntos» con los amigos, explica. Sin embargo, para el el presidente del país, Serdar Berdymujamedov, estas medidas drásticas son insuficientes. El mandatario anunció a mediados de enero su intención de «reforzar la ciberseguridad del país», siguiendo los pasos de las restricciones impuestas por sus predecesores, su padre Gurbanguly Berdymujamedov y el difunto Saparmurat Niazov. Los principales servicios de mensajería están prohibidos: no hay WhatsApp, Viber, Signal o Telegram. En su lugar, el gobierno creó una aplicación bajo su control, Bizbarde. Para los videos en línea, las autoridades lanzaron Belet Video, una especie de alternativa a YouTube depurada de todo contenido susceptible de revelar el mundo exterior a los turcomanos, ya sean noticias o entretenimiento. – Sin opciones – «No hay panorama mediático», resume para la AFP Ruslan Miatiev, redactor del sitio informativo Turkmennews, prohibido en su país. Los turcomanos solo ven «propaganda para promover el culto a la personalidad de los Berdymujamedov», explica el periodista desde Países Bajos. «Y para evitar que se derrumbe esta realidad paralela creada por los medios, los gobernantes bloquean internet», asegura. Los medios turcomanos, todos estatales, solo difunden informaciones oficiales, con especial énfasis en las […]

La desinformación, un riesgo antes de elecciones importantes, según Foro Económico Mundial

La desinformación constituye uno de los riesgos más grandes para la humanidad en este momento, según un estudio del Foro Económico Mundial (FEM), que destaca el efecto nocivo que puede tener en los procesos electorales. En los próximos dos años están previstas elecciones importantes que llevarán a las urnas a unos 3.000 millones de personas. En pleno boom del recurso a la inteligencia artificial (IA), «el uso generalizado de información errónea y desinformación, y de las herramientas para difundirlas, pueden debilitar la legitimidad de los gobiernos recién elegidos», según el estudio «Global Risks Report (Informe de Riesgos Globales)», publicado el miércoles por el FEM. «Los problemas resultantes de ello podrían ir desde manifestaciones violentas y crímenes de odio hasta enfrentamientos civiles y terrorismo», continúa este documento, presentado pocos días antes de una nueva reunión del Foro Económico Mundial, en Davos, del 15 al 19 de enero. Los votantes deben elegir nuevos líderes en los dos próximos años en países como Bangladés, India, Indonesia, México, Pakistán, Reino Unido y Estados Unidos, explica el informe del Foro Económico Mundial. Las cinco principales preocupaciones son diferentes en cada país, señaló  Saadia Zahidi, directora general del FEM, este miércoles en rueda de prensa en Londres, precisando que si los riesgos de informaciones erróneas «no aparecen para nada entre esas principales inquietudes» para Estados Unidos, «en el caso de India, es el riesgo número uno». Más allá de los riesgos de la desinformación (información errónea difundida involuntariamente) y de la desinformación (información falsa difundida voluntariamente), «inducida por la IA y la polarización social», se añade este año «la preocupación por una crisis persistente en el coste de la vida», señala el Foro en un comunicado. – Un informe pesimista – Y cuando hay varias guerras en marcha, los conflictos armados interestatales se encuentran entre las […]

New York Times demanda a OpenAI y Microsoft por violación de derechos de autor

El periódico The New York Times demandó el miércoles ante la justicia de Estados Unidos a OpenAI, fabricante de ChatGPT, así como a su principal inversor, la gigante Microsoft, por violación de derechos de autor al utilizar sus artículos para entrenar a los poderosos modelos de Inteligencia Artificial (IA). Según la demanda, esas dos empresas «buscan aprovecharse de la enorme inversión del Times en su periodismo usándolo para crear productos sustitutos sin permiso ni pago». «Como se explica en la denuncia, Microsoft y OpenAI utilizaron nuestro trabajo para desarrollar y comercializar sus productos de Inteligencia Artificial generativa sin el permiso del Times», afirmó a la AFP un portavoz del diario. Se trata de hecho de una «violación de los derechos de autor en términos de contenidos y labor periodística», añadió. Según la denuncia, el periódico estima en «varios miles de millones de dólares» los daños sufridos y exige una indemnización, así como una orden para que las empresas dejen de utilizar su contenido y destruyan los datos ya recopilados. Con la demanda, el The New York Times, uno de los grupos de prensa más respetados en Estados Unidos, optó por un abordaje más beligerante ante el repentino aumento de los chatbots de IA, en contraste con otros grupos mediáticos como el alemán Axel Springer o la agencia Associated Press (AP) que cerraron acuerdos de contenido con OpenAI. Microsoft es un importante inversor en OpenAI e implementó rápidamente los poderes de la IA en sus propios productos tras el lanzamiento del chat robótico ChatGPT el año pasado. Los modelos de IA que impulsan ChatGPT y Copilot de Microsoft (anteriormente Bing) fueron entrenados durante años con contenido disponible en Internet, asumiendo que era posible utilizarlos sin la necesidad de autorización o compensación a las fuentes de origen. «Estas herramientas fueron creadas y […]

Foto de Kenny Eliason en Unsplash

Amnistía Internacional acusa a India de emplear spyware para vigilar periodistas

El gobierno indio empleó recientemente el programa de espionaje cibernético Pegasus contra periodistas de alto perfil, denunciaron el jueves Amnistía Internacional y el diario Washington Post en una investigación conjunta. El spyware Pegasus, creado por la firma israelí NSO y vendido a gobiernos en todo el mundo, puede ser empleado para acceder a mensajes telefónicos y de correo electrónico, escuchar llamadas, rastrear la ubicación e incluso filmar al dueño con su cámara. Según Amnistía Internacional, los periodistas Siddharth Varadarajan, de The Wire, y Anand Mangnale, del Proyecto de Información sobre Crimen Organizado y Corrupción, fueron blanco del spyware en sus iPhones. «Nuestros últimos hallazgos muestran que cada vez más periodistas en India enfrentan la amenaza de vigilancia ilegal solo por hacer su trabajo, junto a otras herramientas de represión como encarcelamiento bajo leyes draconianas, campañas de desprestigio, hostigamiento e intimidación», declaró Donncha O Cearbhaill, director del Laboratorio de Seguridad de Amnistía. El gobierno indio no respondió de inmediato a la denuncia, pero en 2021 negó denuncias similares de que había empleado el spyware Pegasus para vigilar a adversarios políticos, activistas o periodistas. La prensa india informó en noviembre de que la unidad de ciberseguridad del país investigaba denuncias de políticos opositores sobre intentos de espionaje telefónicos tras recibir avisos de sus iPhones sobre «atacantes patrocinados por el Estado». En ese caso, el ministro de Información y Tecnología, Ashwini Vaishnaw, dijo que el gobierno estaba «preocupado» por las denuncias. bur-mca/cwl/mas/dga/cjc © Agence France-Presse

Google Canada

La prensa escrita de Canadá recibirá dos tercios del pago de Google a los medios

La prensa escrita de Canadá recibirá casi dos tercios de un pago anual de 100 millones de dólares canadienses (75 millones de dólares estadounidenses) de Google a los medios de comunicación del país a cambio de la distribución de sus contenidos, anunció el viernes el gobierno federal. A finales de noviembre Ottawa y Google anunciaron un acuerdo por el cual el gigante tecnológico compensaría a los medios por la pérdida de ingresos publicitarios. «La parte que recibirá la televisión y la radio está limitada al 30%, la de CBC/Radio-Canada (la cadena pública canadiense) al 7%, lo que deja el 63% restante para la prensa escrita», explicó un funcionario federal a los periodistas en una reunión informativa. La mayor parte del pago será para la prensa escrita porque «depende mucho» de las plataformas en línea para distribuir sus contenidos, añadió el funcionario. «Canadá logró algo histórico», declaró a la prensa la ministra de Patrimonio, Pascale St-Onge. «Las redacciones atraviesan una crisis que afecta al periodismo, fundamento de nuestra democracia», añadió. El acuerdo entre Ottawa y Google entra en vigor el martes. Es parte de la ley de Noticias en Línea, que busca apoyar al sector periodístico canadiense azotado por la fuga de dólares publicitarios y el cierre de cientos de publicaciones en la última década. Meta, la empresa matriz de Facebook que también está alcanzada por la nueva legislación, se opone al texto por considerarlo «fundamentalmente defectuoso». «Seguiremos presionando a Meta, que está ganando miles de millones de dólares, sin querer invertir en estabilidad y rigor periodístico», dijo el viernes  el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. Desde el 1 de agosto, Facebook e Instagram han bloqueado el contenido de noticias en Canadá para evitar tener que compensar a los medios. Varios medios han anunciado planes de despido en las últimas semanas. […]

Los videojuegos, campo de batalla virtual para guerras muy reales

La guerra entre Israel y Hamás está inundando las redes sociales con contenidos de videojuegos hiperrealistas pero engañosos, como ya sucedió con otros conflictos recientes. Un video viral publicado en Facebook bajo el título «Dos helicópteros israelíes derribados por Hamás», otro sobre la «demostración» de las «valientes fuerzas armadas de Malí» ante grupos yihadistas y uno sobre un «helicóptero ruso» enfrentándose a la artillería ucraniana son algunos ejemplos. Todos esos contenidos son presentados como enfrentamientos bélicos reales, con misiles, explosiones de tanques por drones o aviones de combate derribados en un entorno realista, de ciudades en llamas. Pero en realidad estas imágenes fueron extraídas de «Arma 3», un videojuego desarrollado por el estudio independiente checo Bohemia Interactive. – Pruebas «irrefutables» – Desde hace una década partidarios de uno u otro campo en una guerra vienen utilizando extractos de videojuegos de guerra para generar imágenes que se presentan como auténticas. En 2017, el ejército ruso publicó en Twitter y Facebook imágenes aéreas, en blanco y negro, supuestamente tomadas en la frontera entre Irak y Siria. Esas imágenes eran presentadas como pruebas «irrefutables» de que Estados Unidos estaba proporcionando «cobertura» al Estado Islámico… hasta que el grupo de inteligencia Conflict Intelligence Team (CIT) relacionó una de estas imágenes con el videojuego de guerra «AC-130 Gunship Simulator: Special Ops Squadron». Después de eliminar rápidamente estas imágenes, el ejército ruso afirmó que fue un «error» cometido por un empleado civil. – Potencial «viral» – Estas desinformaciones son regularmente denunciadas por medios de verificación digital, como la AFP, que ha descubierto varias de ellas, incluida una el 12 de octubre que afirmaba mostrar helicópteros israelíes derribados por el movimiento palestino Hamas, traducida a varios idiomas y compartida en varias plataformas (Facebook, X, TikTok). «Estos videos tienen el potencial de volverse virales y son compartidos masivamente […]