Accidente

Blue Origin vuelve al espacio después de una pausa de un año

Un cohete New Shepard de Blue Origin despegó este martes de Texas, un éxito que marca el regreso al espacio de la empresa fundada por el millonario estadounidense Jeff Bezos más de un año después de un accidente. Diez minutos después del despegue, la cápsula de la misión no tripulada NS-24, que contenía material científico, aterrizó en el desierto, según una transmisión en directo. Esta vuelta al espacio era necesaria para que la compañía pueda reanudar los viajes de turismo espacial que ya han permitido a 31 personas pasar unos minutos más allá del límite de la atmósfera terrestre. El cohete despegó con éxito del oeste de Texas a las 16H43 GMT. Y su motor principal, reutilizable, se posó sin problemas menos de 8 minutos después en las áridas llanuras del sur de Estados Unidos. El despegue, inicialmente previsto el lunes, fue aplazado «debido a un problema con los sistemas terrestres», afirmó Blue Origin en la red social X. – Accidente 2022 – La misión no lleva tripulantes a bordo, sino experimentos científicos, más de la mitad de los cuales fueron desarrollados con el apoyo de la NASA. La cápsula que contenía este equipo aterrizó en el desierto con la ayuda de paracaídas, 10 minutos después del despegue y tras haber cruzado el límite del espacio, volando durante unos instantes a hasta 107 kilómetros por encima de la Tierra. El accidente ocurrido en septiembre de 2022 provocó la caída del módulo de propulsión del cohete, que en ese momento tampoco transportaba a pasajeros. El regulador de aviación estadounidense (FAA) abrió una investigación, la cual concluyó en septiembre que el accidente fue causado por «una temperatura más alta de lo esperado en una boquilla del motor». Para poder reanudar los vuelos, la FAA pidió a la compañía que introdujera cambios. Por […]

Un surcoreano muere aplastado por un robot industrial

Un hombre murió aplastado por un robot en Corea del Sur, después de que, al parecer, la máquina no lo hubiera distinguido de las cajas de productos que manipulaba, informó el miércoles la agencia de noticias Yonhap. El hombre, un trabajador de unos 40 años de una empresa de robótica, estaba inspeccionando las operaciones del sensor del robot en un centro de distribución de productos agrícolas en la provincia de Gyeongsang del Sur. Aparentemente, el robot industrial, que estaba levantando cajas llenas de pimientos y colocándolas en un palé, tuvo un fallo e identificó al hombre como una caja, indicó Yonhap citando a la policía. El brazo robótico empujó la parte superior de su cuerpo contra la cinta transportadora, aplastándole la cara y el pecho, según la agencia de noticias. Fue trasladado al hospital pero murió más tarde, afirmó el informe. En marzo, un surcoreano de unos 50 años sufrió heridas graves tras quedar atrapado por un robot mientras trabajaba en una planta de fabricación de piezas de automóviles. sh/ceb/sco/hgs/jvb © Agence France-Presse