Photo by Markus Spiske on Unsplash

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) manifestó su preocupación por la violación de la privacidad de datos de más de 300 periodistas mexicanos que cubrieron las conferencias de prensa matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador, y reclamó una investigación oportuna para deslindar responsabilidades. 

A fines de la semana pasada, un especialista en seguridad cibernética alertó de la filtración en foros clandestinos de internet de la base de datos del Sistema de Acreditación de Prensa de Presidencia, con información personal de unos 323 periodistas nacionales e internacionales que han asistido a las conferencias de prensa diarias del presidente López Obrador, conocidas como las «manañeras». 

«Se trata de un acto que viola la privacidad de los periodistas afectados y pone en gran riesgo su integridad», expresó Roberto Rock, presidente de la SIP y director del portal mexicano La Silla Rota. Rock agregó que «las autoridades deben conducir una investigación exhaustiva para conocer cómo ocurrió la filtración, quién o quiénes son los responsables y aplicar las sanciones correspondientes, así como garantizar la seguridad de los afectados». 

Los datos filtrados incluyen nombres, correos electrónicos, teléfono, dirección, fecha de nacimiento, números de pasaportes, identificaciones, Registro Federal de Contribuyentes (RFC), Claves Únicas de Registro de Población (CURP), entre otra información personal de los periodistas, según informó la prensa mexicana. 

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Carlos Jornet, director periodístico del diario argentino La Voz del Interior, advirtió que «es necesario tomar con seriedad y sentido de responsabilidad la divulgación de información privada de los periodistas, pero esto resulta especialmente delicado en México, uno de los países más peligrosos del continente para el ejercicio del periodismo». 

Los directivos de la SIP enfatizaron que la protección de datos personales y la privacidad de las personas son derechos fundamentales y que su uso ilegal y diseminación deliberada tiene que ser investigado y sus responsables sancionados.

México ocupa el lugar número 15 en el Índice Chapultepec, barómetro anual de la SIP que mide la situación de la libertad de prensa en 22 países de las Américas. Destacan como factores de alarma los asesinatos contra periodistas, las agresiones verbales y físicas, la estigmatización desde el Poder Ejecutivo y la violencia en diferentes regiones del país, lo que ha provocado desplazamiento interno y exilio de periodistas.