El gigante tecnológico taiwanés Foxconn, que es uno de los principales proveedores para la marca estadounidense Apple, confirmó este domingo que está siendo investigada en China y afirmó que «coopera» con las autoridades.

Varias filiales de esta compañía en China están bajo una auditoría fiscal de las autoridades, informó este domingo el diario Global Times, un medio estatal chino.

El medio no especificó cuál es el objetivo de la investigación y si hay una acusación contra Foxconn.

«El cumplimiento de la ley es un principio básico para nuestro conglomerado en todo el mundo», afirmó la empresa de tecnología en un comunicado.

«Vamos a cooperar activamente con las autoridades», agregó.

sbr-aw/eb/an/mb

© Agence France-Presse