La agencia de protección de datos de Francia condenó el martes a Amazon France Logistique (AFL) a una multa de 32 millones de euros (34,9 millones de dólares) por su sistema de vigilancia a su personal «excesivamente intrusivo».

La Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL) considera que los datos recogidos por la filial del gigante estadounidense de la distribución en internet, a través de los escáneres que utilizan sus empleados en los almacenes para tratar los paquetes, constituye «un sistema de seguimiento de la actividad y el desempeño excesivo».

Los escáneres registran el tiempo de inactividad cuando es superior a 10 minutos o el ritmo de tratamiento de los paquetes «cada segundo», dice la agencia.

La instancia de regulación sanciona a AFL en base al reglamento general sobre la protección de datos e ha impuesto una multa equivalente a alrededor de un 3% del volumen de negocio de la empresa francesa.

Una sanción «casi sin precedentes en el porcentaje de volumen de negocio», precisa el organismo a la AFP. La multa máxima es de 4%.

Los indicadores de vigilancia que son inaceptables para el CNIL son el llamado «stow machine gun» que registra cuando un artículo es escaneado «demasiado rápido», en menos de 1,25 segundos, y el «idle time», que señala un periodo de inactividad de un escáner durante más de 10  minutos.

Otro medidor muestra el tiempo que pasa «entre el momento en que el empleado ficha a la entrada» y cuando escanea su primer paquete, explica la CNIL.

Este sistema lleva a los trabajadores a justificar cualquier interrupción, incluso «de tres o cuatro minutos», de la actividad y supone «una presión continua» para ellos, indica la agencia.

«Estamos totalmente en desacuerdo con las conclusiones de la CNIL, que son factualmente incorrectas y nos reservamos el derecho de apelar», reaccionó un portavoz de Amazon en un comunicado.

El grupo tiene dos meses para presentar un recurso.

ola-mng/ak/abb/clr/ybl/es/zm

© Agence France-Presse