Evolución de la serie Galaxy Z Fold: Un teléfono plegable es exactamente eso: un teléfono plegable. A diferencia de los smartphones tipo barra y de un solo cuerpo, los plegables constan de una bisagra central y dos partes laterales abatibles. La bisagra sirve como eje central para abrir y cerrar el teléfono. Con el tiempo, Samsung ha introducido tecnología única y de vanguardia en el mecanismo de la bisagra en su serie Galaxy Z Fold para crear un diseño de bisagra revolucionario con cada lanzamiento. Además, Samsung ha seguido reduciendo el grosor de la serie Galaxy Z Fold para que este teléfono se pueda llevar en todas las ocasiones.

En el siguiente artículo analizamos la evolución del perfil elegante y del diseño de la bisagra que distingue a la serie Galaxy Z Fold — ahora más delgado, resistente y compacto que nunca.

En 2020, se lanzó el sucesor del pionero Galaxy Fold. El Galaxy Z Fold2 llevó los dispositivos plegables al siguiente nivel con un diseño sofisticado, refinado y completamente nuevo. La más notable de sus características innovadoras fue la bisagra Hideaway, que conectaba perfectamente el cuerpo del smartphone y al mismo tiempo permitía un plegado y un despliegue estables. Los usuarios podían montar el Galaxy Z Fold2 en varios ángulos con la bisagra Hideaway (oculta) para tomar selfies o realizar videollamadas fácilmente en el modo Flex.

Las más de sesenta piezas de la bisagra Hideaway hicieron realidad el innovador mecanismo CAM dual. La superficie plana entre las dos partes con forma de cresta, CAM ayudó a mantener el dispositivo abierto y cerrado habilitando el modo Flex. Al aumentar la cantidad de estructuras CAM y de resortes, la bisagra soportaría de manera confiable ángulos más amplios. La bisagra Hideaway se montó en la ubicación ideal en el Galaxy Z Fold2 para un diseño aún más delgado y un grosor máximo plegado de solo 16,8 milímetros.

Dado que la bisagra se doblaba constantemente cuando se abría o cerraba el dispositivo, inevitablemente quedaba un espacio entre la parte frontal del dispositivo y la estructura de la bisagra. Para minimizar eficazmente esta brecha, Samsung necesitaba desarrollar un componente que fuera duradero y elástico sin agregar volumen adicional. Inspirándose en el cepillo de una aspiradora, Samsung utilizó fibras ópticas delicadamente cortadas para abordar este problema: Tecnología Sweeper. La tecnología Sweeper protege la pantalla del teléfono del polvo y de los residuos externos que podían entrar a través del espacio, brindando una experiencia de dispositivo plegable más ágil.

Es un hecho que los smartphones actuales son resistentes al agua. Sin embargo, la bisagra que abría y cerraba la pantalla en los plegables siempre estaría expuesta a los elementos. Si se filtraran líquidos como bebidas o incluso agua de lluvia, el dispositivo corría el riesgo de sufrir un mal funcionamiento de inmediato.

El Galaxy Z Fold3 fue el primer plegable resistente al agua, uno de los mayores desafíos que los dispositivos plegables anteriores enfrentaron. La tecnología de impermeabilización de Samsung se aplicó a dos áreas: la parte exterior de la pantalla y la bisagra. La parte exterior de la pantalla estaba rodeada por una banda de goma que evitaba la entrada de polvo y líquidos, mientras que las partes metálicas de la bisagra estaban hechas de materiales resistentes a la corrosión y recubiertas con un lubricante de larga duración. El terminal que conecta las dos placas base que bordeaban la bisagra se selló con una junta curada in situ (CIPG) a base de silicona que evitaba la entrada de líquidos en el dispositivo. Además, se utilizaron cables de placas de circuito impreso flexibles (FPCB) para proteger los componentes sensibles.

Armor Aluminium, un material duradero que resiste golpes externos y reduce el riesgo de deformidades o rayones, se utilizó para ayudar al Galaxy Z Fold3 a lograr un formato aún más delgado y liviano.

Se aplicó Armor Aluminium a los dos bordes que conformaban el exterior y a la estructura que rodeaba la bisagra. Varios componentes estaban densamente empaquetados dentro de la bisagra Hideaway del Galaxy Z Fold3 para habilitar el modo Flex garantizando así una apertura y cierre suaves. Para soportar estas funciones, la estructura de las bisagras debía estar fabricada con materiales resistentes.

La tecnología Sweeper que cerró la brecha entre la bisagra y el cuerpo del plegable también evolucionó. A medida que el dispositivo se hizo más delgado, las cerdas del cepillo se acortaron para mejorar la estética y al mismo tiempo mantener la bisagra a salvo del polvo y de las partículas externas. Estas innovaciones permitieron que el Galaxy Z Fold3 fuera más delgado con 16,0 milímetros cuando está plegado.

Presentado en 2022, el Galaxy Z Fold4 mostró una reducción significativa en el peso y en el grosor. Con 263 gramos, el dispositivo pesaba casi 20 gramos menos que el Galaxy Z Fold2 con 282 gramos. El grosor máximo plegado fue de 15,8 milímetros, lo que lo convirtió en el más delgado de la serie en ese momento. Una vez más, Samsung cargó su característico modelo plegable con innovación, lo que dio como resultado un cuerpo delgado, liviano y fácil de agarrar.

Rediseñada para ser un 21% más liviana que su predecesora, la nueva bisagra del Galaxy Z Fold4 se adaptaba a un ancho más amplio y a una longitud más corta de la pantalla de cubierta. Mientras que el plegable anterior de la serie usaba engranajes entrelazados para garantizar un plegado y despliegue uniforme de la pantalla, el Galaxy Z Fold4 cambió el movimiento de la bisagra de giratorio a lineal. Este ajuste redujo drásticamente el peso, el grosor y el número de piezas, lo que agilizó la fabricación y mejoró la resistencia del dispositivo. Con el Galaxy Z Fold4, Samsung construyó su bisagra más delgada y liviana en ese momento, manteniendo el mismo nivel de durabilidad que el formato anterior. Evolución de la serie Galaxy Z Fold.

En 2023, el Galaxy Z Fold5 presentó al mundo la siguiente generación de smartphones plegables. Alejándose de la tradicional bisagra Hideaway, Samsung presentó un nuevo tipo de mecanismo llamado Bisagra Flexible, lo que demostró ser un gran salto en la innovación de los plegables. Con una flexibilidad mejorada y una amplia gama de características, Bisagra Flexible hizo posible que la pantalla se curvara en la bisagra como una gota de agua al usar cuatro ejes de transmisión y una estructura de doble riel que permite que las piezas se deslicen a lo largo de ella. Gracias a esta tecnología de bisagra, las dos pantallas se pueden plegar uniformemente sin arrugas ni espacios.

Este nuevo mecanismo de plegado dio como resultado el dispositivo de la serie Galaxy Z Fold más liviano y delgado hasta el momento. Más de dos milímetros más delgado que su predecesor, el grosor máximo del Galaxy Z Fold5 es de 13,4 milímetros cuando está plegado. El modelo plegable también pesa 253 gramos (10 gramos menos que su predecesor), lo que lo hace más compacto, portátil y estable cuando está plegado. La forma elegante y sólida del teléfono se puede apreciar desde cualquier ángulo.

Cada año, Samsung perfecciona la serie Galaxy Z Fold aprovechando ingeniería precisa y meticulosos procesos de fabricación. Cada detalle está estudiado cuidadosamente, desde los mecanismos internos hasta el diseño exterior. Reimaginar las bisagras y el grosor del dispositivo (atributos principales del dispositivo plegable) ha mejorado enormemente la utilidad de la serie Galaxy Z Fold. Samsung continuará avanzando sobre su legado de productos plegables sin precedentes, asegurando que más personas puedan utilizarlos para tener una vida aún más cómoda.

Descubra la próxima generación de innovaciones de Samsung en Galaxy Unpacked el 10 de julio en París.

Otras artículo: Tribunal Supremo de EEUU pide a instancias inferiores revisar leyes de redes sociales