Astrobotic

El director de la empresa espacial estadounidense cuyo módulo de aterrizaje lunar fracasó esta semana en su misión de llegar a la Luna expresó el viernes su optimismo de que el próximo intento logre su objetivo.

«Ahora estoy más seguro que nunca de que nuestra próxima misión será exitosa y aterrizará en la superficie de la Luna», declaró en rueda de prensa John Thornton, jefe de Astrobotic, al tiempo que destacó los retos que su equipo había superado en la «inesperada pero muy emocionante misión».

El módulo de aterrizaje Peregrine de Astrobotic fue lanzado el 8 de enero en el marco de una nueva asociación experimental entre la agencia espacial estadounidense NASA y la industria privada destinada a reducir los costos para los contribuyentes estadounidenses y sembrar una economía lunar.

Pero el módulo de aterrizaje sufrió una explosión poco después de separarse de su cohete y ocurrió una fuga de combustible que dañó su cubierta exterior y le impidió llegar a su destino.

Thornton afirmó que el problema se debía probablemente a una válvula defectuosa y que se llevará a cabo una investigación completa.

Pero se mostró optimista sobre la misión.

«Después de esa anomalía, tuvimos una victoria tras otra, demostrando que la nave espacial funcionaba en el espacio y que las cargas útiles podían funcionar», dijo, en referencia a los experimentos científicos a bordo, en particular de la NASA, que pudieron recoger datos.

La próxima misión de Astrobotic, prevista para noviembre, consiste en transportar un explorador desarrollado por la NASA al Polo Sur de la Luna, donde está previsto que los astronautas estadounidenses exploren en los próximos años.

la/acb/mlm/atm/mel

© Agence France-Presse