desinformación en las elecciones europeas

Desinformación en las elecciones europeas: Los partidos populistas de ultraderecha de la Unión Europea consiguen mayor impacto en las redes sociales que los tradicionales, con campañas de desinformación que promueven el miedo y el odio como temas centrales de las elecciones legislativas del bloque el mes próximo, señalan analistas.

«Los partidos populistas son maestros en este nuevo tipo de propaganda. La desinformación está en el núcleo de sus estrategias de comunicación», afirma el consultor Johannes Hillje, que asesora a partidos y políticos en Berlín y Bruselas.

Esas formaciones difunden en Facebook, X, Instagram y otras plataformas afirmaciones falsas o engañosas sobre asuntos como la guerra en Ucrania, la inmigración o las regulaciones para proteger el medio ambiente, comprobaron los verificadores de noticias de la AFP.

La estrategia parece dar resultado, pues esas formaciones van a la cabeza en número de visualizaciones e interacciones en redes.

Según una investigación de la revista Politico en marzo, los partidos del grupo de extrema derecha Identidad y Democracia del Parlamento Europeo, que incluye formaciones como la Agrupación Nacional francesa o Alternativa para Alemania, disponen en conjunto de alrededor de 1,3 millones de seguidores en TikTok.

En cambio, el centrodrechista Partido Popular Europeo, el grupo más antiguo y con más escaños en la Eurocámara, solo tiene 167.000.

«Chivos expiatorios»

Un asunto recurrente en la desinformación en línea es la migración.

Ante las incertidumbres económicas de la UE, «políticos oportunistas (…) usan a los inmigrantes como chivos expiatorios para los males de la sociedad», afirma Natalia Banulescu-Bogdan, directora adjunta de centro de reflexión estadounidense Migration Policy Institute.

«La desinformación sobre los migrantes y la migración se ha usado por mucho tiempo para fomentar el miedo y movilizar a los votantes en Europa», argumenta.

En marzo, por ejemplo, el candidato de Agrupación Nacional para las elecciones de junio, Jordan Bardella, recurrió a una afirmación falsa publicada en X conforme la inmigración costaba 40.000 millones de euros anuales a Francia.

Los economistas implicados en la investigación citada como fuente de ese dato dijeron a la AFP que la de Bardella era una «interpretación engañosa».

Otro campo de batalla para la extrema derecha son las medidas del Pacto Verde de la Unión Europea para frenar el cambio climático.

Representantes de Alternativa para Alemania (AfD) compartieron en abril el falso anuncio de que Francia había prohibido la construcción y funcionamiento de turbinas eléctricas. De hecho, el tribunal galo solo había emitido un fallo sobre los niveles de ruido de esas turbinas.

Las redes sociales son «útiles para que (…) los partidos políticos populistas de derecha impongan sus mentiras, conspiraciones y marcos mentales», sostiene Ayhan Kaya, catedrático de Políticas Europeas de Interculturalismo en la Universidad Bilgi de Estambul.

Muchos asuntos del debate electoral son complejos, lo que facilita la desinformación a la hora de abordarlos. La gente quiere respuestas sencillas, en blanco y negro, «a las complejidades del mundo globalizado actual», razona Kaya.

Políticos de extrema derecha, como el principal candidato de la AfD, Maximilian Krah, se han erigido en verdaderas estrellas de TikTok, con millones de «me gusta» a sus videos.

Las publicaciones de su partido en esta red tuvieron 435.394 visualizaciones de media entre 2022 y 2023, muy por delante de las 90.583 de la Unión Demócrata Cristiana, el partido tradicional conservador, según Hillje.

No obstante, en marzo, Krah tuvo que negar acusaciones de aceptar dinero por difundir posiciones prorrusas en una web financiada por Moscú.

Desde entonces, la fiscalía alemana ha iniciado una investigación sobre sus presuntos vínculos con Rusia y China.

«La mayor amenaza»

Ya en octubre, la Agencia de Ciberseguridad de la UE urgió a la vigilancia de cara a las elecciones del Parlamento Europeo y advirtió que «las campañas de manipulación informativa se consideran la mayor amenaza» a los comicios, que se celebrarán del 6 al 9 de junio,

En un intento de ganar votos, el líder del partido de ultraderecha búlgaro, Kostadin Kostadinov, alegó falsamente en Facebook en marzo que un informe de la UE situaba su país como el tercero con más solicitudes de asilo de migrantes ilegales.

En Rumania, la candidata del partido SOS, Diana Sosoaca, se ha apuntado a las teorías conspiratorias, difundiendo repetidamente material vinculado a la falsa teoría de que las estelas de condensación que dejan los aviones en el cielo son agentes biológicos.

En Hungría, «una de las mayores fuentes de desinformación es el propio gobierno» del nacionalista Viktor Orban, según el centro UE DisinfoLab.

Las autoridades de la UE reprocharon el año pasado a Orban una serie de afirmaciones engañosas en Facebook sobre supuestos planes del bloque de establecer guetos de migrantes en Hungría.

Los partidos populistas «impulsan sus éxitos electorales» presentando la migración como un problema que compromete la existencia misma de las naciones europeas, afirma Banulescu-Bogdan.

«Se aprovechan de múltiples crisis explotando el temor de la gente», señala de su parte Hillje. «El principal problema es que la desinformación se propaga más rápida y ampliamente que la información», constata.

spm/br/fg/dbh/js

© Agence France-Presse

Otras artículo: Productos con estándares internacionales son el sello de calidad de Farmaconal Quirúrgica