Arqueólogos peruanos hallaron un templo que data de unos 5.000 años que servía para escenificar rituales religiosos de pobladores del antiguo Perú, informó el viernes el investigador Luis Muro.

«Posiblemente estemos ante un recinto religioso de 5.000 años de antigüedad, que constituye un espacio arquitectónico definido por muros construidos como tapias (con tierra arcillosa», dijo Muro en un video difundido por el ministerio de Cultura.

El descubrimiento se realizó en el complejo arqueológico Los Paredones de la Otra Banda – Las Ánimas, cerca de la ciudad de Chiclayo en la costa norte de Perú.

El templo devela frisos con imágenes antropomorfas en alto relieve, que presentan un cuerpo humano con cabeza de ave, imágenes felinas y garras de un reptil.

En el lugar también se hallaron restos de lo que «habría sido una escalinata central desde la cual se ascendería a una especie de escenario en la parte central» del templo, señaló.

El sitio fue descubierto hace pocas semanas, pero su hallazgo se divulgó este viernes para evitar la presencia de saqueadores de tesoros.

Según el arqueólogo, el lugar servía para ceremonias especiales.

También se identificó el entierro de un infante de aproximadamente 5 a 6 años de edad.

La investigación es financiada por la universidad Católica del Perú y la estadounidense universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

cm/ljc/ag

© Agence France-Presse