Foto de Declan Sun en Unsplash

China planea revisar las nuevas restricciones que pretende imponer a los videojuegos en línea, dijo la televisión estatal CCTV el sábado, después de una tormenta bursátil que hundió los valores del sector afectado por este proyecto.

China es el primer mercado mundial de videojuegos y el anuncio el viernes de estas medidas -destinadas a luchar contra los fenómenos de adicción- sacudió al mundo de la tecnología que ya perdió decenas de miles de millones de dólares de capitalización.

El gigante chino Tencent, número uno mundial del sector, vio su acción caer en más del 12% al cierre de la Bolsa de Hong Kong.

«En vista de las preocupaciones y opiniones expresadas por todas las partes», las autoridades chinas «estudiarán con prudencia» las nuevas medidas previstas, para poder «revisarlas y mejorarlas», según el CCTV.

Los reguladores podrían modificar términos en el proyecto que establecen límites a la recarga de las cuentas de los jugadores y la capacidad de los usuarios para conectarse cada día, añade.

Las primeras medidas de Pekín que regulan el sector de los videojuegos datan de 2021 con una limitación estricta del tiempo que los menores pueden pasar en línea jugando.

El proyecto de las autoridades reguladoras anunciado el viernes está destinado a limitar las compras de juegos en línea y a prevenir los comportamientos adictivos.

El proyecto de reglamento reitera la prohibición de contenidos de juegos en línea que «pongan en peligro la unidad nacional» o «la seguridad nacional», o que «dañen la reputación y los intereses nacionales».

tjx/dva/bpi/vk/fal/mab/mb

© Agence France-Presse