La Agencia Espacial Europea (ESA) propuso el lunes un concurso entre empresas europeas para construir una nave que lleve carga a la Estación Espacial Internacional (ISS).

El proyecto requerirá «capacidad de transporte, acoplamiento y reentrada, algo que Europa no posee en la actualidad», declaró el jefe de la ESA, Josef Aschbacher, en la apertura de una cumbre de dos días de ministros europeos del Espacio en Sevilla.

La industria espacial europea atraviesa una crisis de lanzadores que la ha hecho dependiente de los cohetes estadounidenses.

Y pretende mantenerse en la carrera contra Estados Unidos y China, así como contra nuevos actores como India, en el campo de la exploración, aunque actualmente no disponga de recursos propios para enviar astronautas al espacio.

Aschbacher dijo que el concurso servirá para establecer un servicio que «podría evolucionar más adelante hacia un vehículo tripulado y servir a otros destinos más allá de la órbita terrestre baja».

«Si queremos hacer vuelos tripulados, éste es un primer paso», dijo una fuente cercana a las negociaciones.

«Necesitamos poder enviar una nave de carga a una estación y volver. Esta es la primera piedra», añadió.

Este concurso prefigura el nuevo enfoque que pretende adoptar la ESA, siguiendo el modelo de la NASA, comprando servicios de lanzamiento a la industria en lugar de desarrollar programas por sí misma.

pcl/juc/grd/as/al/mb

© Agence France-Presse